Volver a la página principal
Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 Portada - Información y artículos sobre Cine en Casa - Guía de Cine en Casa - Decoración e iluminación - Sala compartida o dedicada

Guía de Cine en Casa

Guía de Cine en Casa
  1. Elementos de un equipo de cine en casa
  2. Elección del dispositivo de visualización
  3. Elección de la fuente de vídeo
  4. Elección de la electrónica de procesado y amplificación
  5. Elección de los altavoces
  6. Tipos de cables y modos de conexión
  7. Acústica y colocación de altavoces, oyente y otros elementos
  8. Decoración e iluminación

Publicado en Julio 2007

 

8. DECORACIÓN E ILUMINACIÓN

Volver a decoración e iluminación

¿SALA DE USO COMPARTIDO O DEDICADO?

Antes de nada, una pregunta que puede surgir es... ¿dónde colocar el equipo? ¿En una estancia que esté compartiendo otras funciones, como un salón, un cuarto de estar o un dormitorio... o emplear una sala completamente dedicada a sólo el cine en casa?

Tradicionalmente, los televisores han pasado a formar parte de, simplemente, un elemento más de los salones o cuartos de estar. Por ello, no siempre se han colocado de una manera especialmente correcta, normalmente en una posición no centrada en la sala o en ángulo en una pared, donde parecía que quedaban bien en ese momento. Además, dichas habitaciones llenas de un sinfín de elementos cotidianos (estanterías, anaqueles, mesas, sillas, cuadros, espejos...) que conviven con dicho televisor.

La idea. En torno a este diseño y colocación de televisor/pantalla, altavoces, posición del usuario y eventualmente los elementos de acondicionamiento acústico, es como deberíamos realizar la decoración de la sala donde se ubique el cine en casa.
  1. Altavoces principales izquierdo y derecho. Es importante tener en cuenta que ambos van siempre separados de la pared, nunca pegados a ella.
  2. Subwoofer. En la mayoría de ocasiones, también separado de la pared.
  3. Canal central. Siempre encima o debajo de la pantalla y justo en frente del espectador.
  4. Televisor (o pantalla de proyección si procede)
  5. Mueble rack donde se ubican todos los aparatos. Una colocación como la de la imagen es la más óptima en cuanto a disminuir la longitud de los cables más importantes
  6. Paneles de absorción. Recordamos que era para reducir las reflexiones en la pared del sonido radiado por los altavoces delanteros, para disminuir el tiempo de reverberación, aplanar la respuesta en frecuencia que nos llega y mejorar localización e inteligibilidad.
  7. Canales traseros o surround. Recordamos que pueden ser bipolares o dipolares.
  8. Posición de escucha y visionado Es crítica para obtener un sonido óptimo. También se comentó en su momento cuál es la distancia ideal a la pantalla.
  9. Canales traseros centrales Para mejorar la localización de sonidos atrás en caso de no estar sentados en el centro del sofá.
  10. Difusores Para aprovechar el sonido que nos viene muy retardado, el cual contiene información valiosa que ofrece una escena sonora más amplia, ancha y profunda. La colocación atrás, además, mejora el efecto de sonido ambiental de los canales traseros.

 

frecuencia

Por tanto, es lógico pensar que, con la llegada del cine en casa, bastaba con extrapolar la idea actual sustituyendo el televisor de siempre por uno de mayores dimensiones, más moderno y de mejor calidad, añadir la fuente (un reproductor de DVD por ejemplo), el receptor y los cinco altavoces más subwoofer. El televisor, simplemente colocado donde estuviera el antiguo, independiente si su ubicación fuera correcta o no. El DVD y el receptor donde se pudiera. Y los altavoces, como son necesarios pero parece que "estorban" y "no pegan con el resto", simplemente elegir unos del mínimo tamaño posible y tratar de esconderlos.

Es evidente que chocan las ideas de un equipo de cine en casa con un mínimo de calidad colocado correctamente y de un cuarto de estar o salón tradicionales. Así como poder disfrutar de las máximas prestaciones de ese equipo. Llegados a este punto, nos encontramos con dos soluciones posibles: tratar de "fusionar" un salón o cuarto de estar con un cine en casa (lo cual implica una redecoración del mismo), o dejar éstos intactos y optar por dedicarle una habitación exclusiva al equipo partiendo de cero.

La sala dedicada representa obviamente la mejor opción. Es decir, poder disponer de una habitación que esté diseñada en torno al equipo de cine en casa (que recordamos que es usado no sólo, obviamente, para ver películas, sino para escuchar música o jugar a videojuegos).

El tema de dedicar una sala es algo que debería ser la opción preferida y más extendida. Igual que en todas las casas hay habitaciones acondicionadas para diversos usos... ¿por qué no una especial para el cine en casa? Por supuesto, esto no es algo que hay que valorar en torno a tres parámetros:

  • Espacio disponible, la más obvia. Es decir, ¿disponemos o no de la posibilidad de dedicar toda una habitación al equipo? Y también, ¿esa sala que podemos dedicar es suficientemente grande?

    Un ejemplo típico en muchas casas es disponer de un salón y de un cuarto de estar,  siendo el segundo donde se realizan todas las actividades "audiovisuales" del hogar. Es lógico pensar que no es en absoluto mala idea redecorar dicho cuarto de estar en torno al cine en casa, para poder disfrutarlo al máximo de sus prestaciones. Esta es una opción también muy a considerar en caso de no tener una sala que pueda ser dedicada por completo.
  • Calidad. Un sistema de altavoces, como ya vimos en Elección de los altavoces, consistente en un pack de satélites + subwoofer, evidentemente es fácil de colocar y disimular en una sala de uso compartido (en otras palabras, se pueden camuflar fácilmente en un salón sin interferir en la decoración).

    Sin embargo, también como ya comentamos en su momento, el resultado obtenido es inferior a la calidad que ofrece un sistema más convencional de altavoces de mayor tamaño (columnas y/o monitores), los cuales tienen el problema que necesitan ser colocados correctamente y crear un entorno acústico adecuado para poder ser ofrecer el máximo de sus prestaciones.
  • Presupuesto. Dedicar una sala por completo al equipo requiere no sólo poner una pantalla, electrónica y altavoces con buena calidad, sino acondicionar la sala acústicamente, su decoración y colocar los sistemas de iluminación.

Tal y como vimos en Acústica y colocación de altavoces, oyente y otros elementos y otros puntos de la guía, son necesarios diversos requisitos para permitir que el equipo ofrezca todas sus prestaciones y el aprovechamiento y disfrute por nuestra parte sean máximos. Podemos recordar, muy resumidamente, que es imprescindible colocar el televisor o pantalla centrados en la sala, a una altura correcta, el usuario a una distancia concreta del mismo. Y los distintos altavoces colocados alrededor del espectador cada uno en su posición correcta, en puntos concretados de la sala, formando un ángulo determinado con el usuario quedando, a menudo, muy separados de las paredes.

 

1105genesis.main.sm.jpg 0107.aat.rack.jpg
Un salón redecorado en torno a un equipo de muy altas prestaciones Sala dedicada al equipo de cine en casa, también con un equipo de altas prestaciones. Fuentes de audio/video y electrónica de proceso y amplificación situados en una sala anexa.
     
 

Volver arriba Volver arriba

© 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

Para comentarios, usa las direcciones e-mail de contacto