Volver a la página principal
Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 Portada - Información y artículos sobre Cine en Casa - Guía de Cine en Casa - Elección de la electrónica de procesado y amplificación - Opción simple: Receptor A/V "Todo en uno" - Receptor A/V: Sección procesador de audio multicanal

Guía de Cine en Casa

Guía de Cine en Casa
  1. Elementos de un equipo de cine en casa
  2. Elección del dispositivo de visualización
  3. Elección de la fuente de vídeo
  4. Elección de la electrónica de procesado y amplificación
  5. Elección de los altavoces
  6. Tipos de cables y modos de conexión
  7. Acústica y colocación de altavoces, oyente y otros elementos
  8. Decoración e iluminación

Publicado en Julio 2007

 

4. ELECCIÓN DE LA ELECTRÓNICA DE PROCESADO Y AMPLIFICACIÓN

Volver a elección de la electrónica de procesado y amplificación

RECEPTOR A/V: SECCIÓN PROCESADOR SONIDO MULTICANAL

La pieza angular de un equipo de cine en casa, alrededor de la cual gira todo. Los receptores A/V llevan uno varios potentísimos chip DSP (Procesador digital de sonido) capaces de procesar, modificar y personalizar en tiempo real el flujo de datos proveniente de un lector de DVD.

Meteremos en este saco los procesadores A/D y D/A que disponen los receptores de A/V, los cuales hoy día es posible encontrarlos de hasta 192 kHz de frecuencia de muestreo y 24 bits de cuantificación.

Comentemos varios aspectos a considerar:

MENÚ EN PANTALLA (OSD)

Los receptores A/V de media y alta gama, y en algunos básicos, solemos encontrar unos casi siempre intuitivos menús en pantalla que se multiplexan con la señal de vídeo, pudiéndose ver en el dispositivo de visualización.

Es importante tener en cuenta que no es igual de fácil manejar este menú en los diferentes aparatos. En unos es realmente fácil e intuitivo, mientras que en otros es imprescindible leerse el manual y pelearse con el mando a distancia para conseguir sacar algo. Por ello, es altísimamente recomendable probar a manejar este menú en las tiendas antes de comprar el receptor A/V.

Otro aspecto importante es averiguar por qué salidas sale el menú OSD. En los mejores receptores sale por las salidas MONITOR OUT de vídeo compuesto, s-video, componentes y DVI/HDMI. Pero en algunos, sólo sale por la de vídeo compuesto o s-vídeo. Esto obliga a que, si lo tenemos conectado por componentes por ejemplo, tengamos que conectar un segundo cable a la TV o al proyector y cambiar en él la fuente de vídeo, tan sólo para poder ver el menú.

Si el receptor A/V no dispone de menú en pantalla, entonces se manejará enteramente con el mando a distancia y/o los botones del frontal del aparato. Esto puede ser bastante complicado, por lo que siempre hay que adquirir un receptor A/V, a ser posible, con menú en pantalla (OSD).

CONFIGURACIÓN DEL TAMAÑO DE LOS ALTAVOCES

Y aún hay mucho más. Un procesador de sonido multicanal normalmente establece "tamaños" para los altavoces. Lo que hace es un filtro paso-alto para los diversos canales, para evitar así que lleguen frecuencias subsónicas a los mismos y que puedan estropear los conos de las membranas por llevarlos a su máxima elongación. Esta frecuencia de corte "por abajo" suele rondar los 100 Hz o, según dicta el estándar THX, los 80 Hz.

Esto en los receptores A/V más básicos se limita a llamaros Small o Large, que es cortándolos a 100 Hz o no. Por ejemplo, en un sistema de 5 altavoces satélites + subwoofer es típico poner todos los canales en "small", y en un sistema con los altavoces izquierdo y derecho grandes, esos ponerlos en "large" y los demás en "small". Personalmente nos gusta siempre ponerlos todos en modo "small", ya que nos aseguramos de una larga vida para todos los altavoces, dejando las bajas frecuencias exclusivamente al subwoofer, que suele llevar protecciones para evitar deteriorarse.

En los receptores A/V más altos de gama, podemos configurar nosotros mismos la frecuencia de corte para cada canal, pudiéndola variar desde 40 a 150 Hz.

VOLUMEN DE LOS ALTAVOCES

Normalmente estaremos a diferentes distancias de los altavoces, casi siempre colocados más cerca de los altavoces traseros que de los delanteros. Por ello, lógicamente es necesario "igualar" los niveles de volumen de todos los canales, así como del subwoofer.

Por ello, el procesador del receptor A/V suele incluir ruido rosa o un "test tone" para subir o bajar independientemente el volumen de cada canal. Tras la calibración, deben quedar los 5 al mismo volumen.

Hay que tener en cuenta que si vemos que con una película los traseros no se oyen, suele ser normal, ya que sólo suenan cuando hay sonido de ambiente o efectos especiales. Y hay que saber equilibrar el volumen del canal central. Por él salen todos los diálogos y, si está a un volumen muy alto, puede tapar a la música que sale por los altavoces izquierdo y derecho, y viceversa.

Si el "test tone" nos permite calibrar el volumen del subwoofer no lo usaremos, lo mejor es ajustarlo a oído según necesitemos más grave o menos.

DISTANCIA DE LOS ALTAVOCES

Para permitir que el sonido sea coherente desde todos los canales, es decir, que tengamos sensación que el sonido viene de "delante", antiguamente se incluye un retardo o delay entre los canales traseros y los delanteros, normalmente entre 15 o 30 ms.

Como ese ajuste para el usuario medio puede ser bastante equívoco, los receptores modernos directamente permiten introducir la distancia desde el punto de escucha a cada uno de los altavoces, medida en pulgadas o metros. No obstante, si queremos conseguir algún efecto especial, siempre podemos "engañar" al aparato y poner, por ejemplo, configurar los altavoces traseros como si estuvieran más cerca de lo que están realmente, y así conseguir un mayor retardo en los mismos.

ECUALIZACIÓN

Nos referimos a los tradicionales controles de graves, medios y agudos. Tenemos que pensar que, aunque en el mundo de la alta fidelidad es un "pecado" el empleo de la ecualización, en las instalaciones de cine en casa algunas veces los altavoces no están colocados en el mejor de los sitios acústicamente hablando (por ejemplo, integrados en estanterías, o montados enrasados en la pared). O también, son conjuntos de varios satélites + subwoofer con prestaciones sonoras muy limitadas por su calidad o por el tamaño de los mismos. Por ello, hablar de ecualización en estos casos no es nada descabellado.

Los receptores más antiguos o más básicos, suelen tener una ecualización que afecta por igual a todos los canales. Esto es, a todas luces, muy insuficiente. Los más modernos la tienen independiente por cada canal, y, los mejores, en forma de un ecualizador paramétrico de varias bandas, a través de un filtro digital FIR. El problema en este caso es que, la mayoría de los usuarios, no saben exactamente a qué sonidos concretos corresponden las frecuencias de 250, 500, 1000, 2000 y 4000 kHz (este caso concreto es de un receptor de alta gama, del ecualizador paramétrico que posee por cada canal).  Por ello, suele ser complicado configurarlo para alguien sin conocimientos técnicos y oído entrenado.

Lo ideal, por supuesto, es no tener que hacer uso de las funciones de ecualización del procesador. Esto es posible empleando cajas acústicas de gran calidad y colocándolas en los lugares ideales de la sala (no donde "nos queden más bonitos", sino donde deben estar y suenan mejor). Temas sobre altavoces y cajas acústicas los comentaremos más adelante en la guía, cuando les llegue su turno.

"AUTO-SETUP" o CALIBRACIÓN Y AJUSTE AUTOMÁTICOS

Es evidente que los ajustes comentados hasta ahora se escapan a los conocimientos de la mayoría de los usuarios, incluso con guías como ésta y el manual del usuario en la mano.

Por ello, los receptores A/V de más alta gama vienen con un micrófono que ha de colocarse en la posición de escucha, exactamente donde iría nuestra cabeza (por ejemplo, encima del respaldo del sofá). Algunos requieren entrar en el menú y conectar el "Auto-Setup" y otros simplemente con detectar la presencia del micrófono realizarán el ajuste.

El Auto-Setup en su faceta más completa llega a realizar los siguientes ajustes:

  • Detector de presencia de cajas acústicas. En vez de decir nosotros mismos si disponemos o no de subwoofer, o si estamos con 5 ó con 7 canales, mediante el ruido que genera el receptor A/V y que es captado por el micrófono, puede adivinar si disponemos de ellos o no.
  • Ajuste de volumen de las cajas acústicas. Permite que todas suenen exactamente igual de volumen en el punto de escucha, aunque unas estén más cerca o más lejos (o unas sean más eficientes o menos, hablaremos de la sensibilidad o eficiencia más adelante cuando lleguemos a la sección de la etapa de potencia)
  • Establecimiento de tamaño "small" o "large" o, si procede, de la frecuencia de corte inferior exacta del filtro protector para evitar que lleguen las bajas frecuencias. Esto lo hace sacando una curva de respuesta del espectro sonoro producido por las cajas, y, mediante un análisis, establece si es necesario o no proteger las cajas.
  • Ajuste del ecualizador paramétrico por cada canal. Con la misma curva de respuesta obtenida en el apartado anterior, aumenta o disminuye determinadas frecuencias para conseguir una respuesta lo más plana posible, compensando de ese modo deficiencias de los altavoces o interferencias producidas por la habitación.
  • Determinación de la distancia del punto de escucha a las cajas. Mediante un impulso, y analizando el tiempo que tarda en llegar, puede establecer de una manera relativamente precisa la distancia a cada uno de los altavoces.
  • Análisis de la fase acústica e inversión de polaridades.
    • Integrando los impulsos anteriores en el tiempo y comparando, puede averiguar si hemos conectado las cajas acústicas correctamente en los bornes de conexión del receptor, es decir, el + con el + y el - con el -.
    • Por ejemplo, si hemos conectado el canal trasero izdo correctamente pero el trasero dcho con las bornas invertidas, un altavoz "emitirá" las ondas de presión sonora con la fase invertida respecto a las emitidas por el otro altavoz, produciendo en la posición de escucha un "nulo" o cancelación de frecuencias. Esto haría que ambos canales traseros, incluido el bien conectado, se escucharan mucho más bajos. Por ello, el receptor A/V, que es muy listo, simplemente invierte la polaridad de uno de los altavoces, solucionando el problema.
    • Es evidente que aquí el problema importante es que invierta el altavoz correcto. Dos altavoces conectados al revés no produce nulos ni cancelaciones, pero produce lo que se llama "fuera de fase absoluta". Es decir, el recorrido de los conos en dirección contraria a la deberían (es decir, moviéndose "hacia dentro" y no "hacia fuera"). Esto con ciertos tipos de música no es fácil de distinguir, pero con percusiones es un efecto que se hace muy evidente, alterando, casi siempre a peor, la calidad de sonido. No queremos decir que no haya altavoces que moviéndose "hacia dentro" funcionen o suenen mal, ya que hay muchos fabricantes que se decantan por este tipo de diseños. Para ser más exactos, podemos decir que no es bueno invertir la polaridad de dos altavoces ya que "los conos se moverían en el recorrido contrario a tal y como fue concebido por el fabricante".
    • La idea de todo esto esto es que siempre hay que conectar correctamente el + con el + y el - con el - de cada altavoz, ya que los Auto-Setup pueden cometer errores al tratar de arreglarlo con toda su buena intención

La moraleja del Auto-Setup es que a nosotros, personalmente, no nos entusiasma demasiado, ya que el aparato puede cometer errores importantes en este ajuste o calibración automática. Por ello, vemos como opción preferida entrar en los menús del receptor A/V y hacer nosotros mismos todos estos ajustes, aunque cueste un poquito al principio el familiarizarse con estos conceptos. Estos se pueden hacer o bien a oído, o bien con instrumental de medida, aunque esto último, de nuevo, no está al alcance de los usuarios normales.

MODOS DE SONIDO SURROUND

La señal tal y como viene el DVD, es información digital que contiene:

  • 1 canal (algunos menús en pantalla, algunas películas antiguas monofónicas no remasterizadas)
  • 2 canales (la mayoría de menús en pantalla, películas en Dolby Surround, documentales, trailers, "así se hizo", DVDs musicales con información sólo en estéreo, CDs de audio...)
  • 5.1 canales (5 canales más el subwoofer, las películas en Dolby Digital o DTS)
  • 6.1 canales (6 canales más el subwoofer, las películas Dolby Digital EX o DTS ES. No existe 7.1, la información correspondiente a los dos altavoces traseros centrales corresponde a un único canal, que, como veremos posteriormente, la "reparte" la circuitería THX).

Es obvio que esta señal ha de ser descodificada, ya que puede ser de muchos tipos. Dentro de ellos, tenemos varias calidades. El DTS (ratio 1.411 kbits por segundo, como el PCM del CD de audio) posee una mayor calidad que el Dolby Digital (ratio 384 kbits por segundo). No es propósito ahora adentrarse en las peculiaridades de cada uno, hay artículos en esta web sobre ello.

Si estamos reproduciendo un disco de nueva generación Blu-ray, hay que añadir a estos sistemas de audio los nuevos en alta resolución comprimidos sin pérdidas. Recomendamos acudir a Lectores Blu-ray de alta definición donde se habla sobre ellos:

  • El Dolby Digital TrueHD tiene hasta 18 Mbps. Sólo se puede transmitir mediante HDMI 1.3 entre fuente y receptor A/V. Este último tiene que ser de última generación (aparecido a mediados de 2007)  y ser compatible con dicho sistema.
  • Lo mismo para el DTS-HD Master Audio, que tiene entre 18 y 24.5 Mbps. También se transmite sólo con HDMI 1.3 y es necesario un receptor A/V de ultimísima generación y compatible.
  • Algunos Blu-ray tienen los canales de audio sin compresión alguna, en 192 kHz / 24 bits. Estos vienen indicados como audio en "Linear PCM". En este caso, la tasa de transferencia puede subir hasta 27 Mbps. En este caso, son compatibles los HDMI desde el 1.1.
  • No son compatibles ni los conectores digitales coaxiales, ópticos o balanceados con ninguno de estos sistemas de audio, dado que no tienen el suficiente ancho de banda.

Tenemos entonces varios tipos de modos de procesado de sonido multicanal:

  • "Modos puros":
    • Consisten en poner la información tal y como viene del DVD en cada uno de los canales. Es decir, 6 canales digitales puestos limpios en los 6 canales analógicos, sin cambios. Esto vale para Dolby Digital o DTS.
    • En el frontal del aparato, mediante los logotipos de Dolby + la palabra digital, o bien el logo DTS, nos permitirá saber si está trabajando en este modo.
    • Es la mejor manera de escuchar las películas, si no es así, no estaremos procesando correctamente la información multicanal del DVD.
    • En caso de estar empleando como fuente un disco Blu-ray con audio en alta resolución con un sistema de compresión sin pérdidas como Dolby Digital TrueHD o DTS-HD Master Audio, será necesario disponer de un receptor A/V de ultimísima generación (aparecidos a medidados de 2007) que disponga de entradas HDMI 1.3, único método de conexión actual capaz de transmitir digitalmente este audio.
  • "Modos puros mejorados":
    • Nos estamos refiriendo al THX. Esta circuitería suele ser muy recomendable, ya que "suaviza" el sonido para adaptarlo de la aspereza del cine a las salas domésticas, sin llegar a deteriorarlo. Incuye las circuiterías Demodulation, Decorrelation y Timbre Matching, que no es necesario explicar ahora.
    • La mejora THX es propia de los receptores A/V más altos de gama, y se puede aplicar al Dolby Digital o al DTS. Si está activado o no, se suele indicar con un logo de THX encendido en el display.
    • Hay otras reequalizaciones que son bastante poco aconsejables, propietarias de cada fabriante, con nombres similares a "ReEQ" o "MultiEQ". Es conveniente desactivarlas, ya que pueden llegar a hacer más oscuro y apagado el sonido, especialmente del canal central.
  • Modos surround para hacer multicanal la información estéreo empleando la circuitería de los modos puros.
    • Cuando vemos la TV o vemos una cinta VHS, normalmente querremos oírlo por todos los altavoces, no sólo por el izquierdo y del derecho.
    • Por ello, hay dos modos de pasar esta señal estéreo a multicanal. Nos referimos al Dolby ProLogic que emplea la circuitería del Dolby Digital y el DTS Neo que emplea la circuitería del DTS. Dentro de ellos, tenemos el Dolby Prologic II (el Prologic estándar emplea 4 canales, con el trasero común y limitado de 100 a 7000 Hz. El Prologic II separa los dos canales traseros en independientes y amplía el ancho de banda de 20 a 20000 Hz) y el Dolby Prologic IIx (como el II, pero ampliado para 7 canales). Y lo mismo con el Neo y el Neo:6. También tenemos otros como el Neo 96/24.
    • Normalmente vienen rebautizados con nombres como Music o Cinema, son distintas ecualizaciones ya que, a diferencia de antes. no estamos poniendo la información limpia de una fuente multicanal a otra multicanal, sino "inventándonos" la multicanal desde el estéreo.
    • Normalmente, se lo "inventa" sacando la información común al canal izquierdo y el derecho por en canal central, la información que está invertida de fase en un canal respecto al otro por el trasero (en este principio se basa la vieja codificación Dolby Surround) y la información subsónica por el subwoofer.
    • Tanto el Dolby Prologic como el DTS Neo pueden también hacer uso de la circuitería THX de los receptores A/V altos de gama, mejorando su sonido en los aspectos que hemos indicado cuando hablábamos de los "modos puros mejorados".
  • Modos surround totalmente artificales para hacer multicanal la información estéreo empleando algoritmos propietarios.
    • Aquí cada fabricante tiene lo suyo. Tenemos desde modo Orchestra (que imita a una sala de conciertos), Church (que es como una iglesia), Disco (disoteca), Arena (plaza de toros), Live (sonido en directo), Hall, Games y la infinidad de nombres que podamos imaginarnos, así como variantes que imitan a salas de conciertos de varios tamaños. Algunos receptores A/V pueden llevar docenas de estos modos.
    • También hay otros muy interesantes como "All Channel Stereo" o "Matrix" pensados para pasar a multicanal fuentes monofónicas, como pueden ser diversos programas de TV o películas antiguas.

CONFIGURACIÓN DEL MODO DE ESCUCHA PREFERIDO

Los receptores A/V incluyen una innumerable cantidad de modos de sonido multicanal, como se ha comentado arriba. Pero a la larga, siempre utilizaremos los mismos. Por ello, los más modernos, suelen llevar la opción de "predefinir" un modo de sonido para cada tipo de información en concreto y, a su vez, para cada entrada.

Vamos a poner ejemplo:

  1. Vamos a la entrada DVD. Lo configuramos para que, cada vez que nos llegue un flujo de Dolby Digital, se seleccione automáticamente "Dolby Digital THX Cinema". Si llega DTS, para que nos ponga "DTS THX Cinema". Y si llega estéreo, por ejemplo, "Dolby Prologic IIx Music".
  2. Luego vamos a la entrada VIDEO 1, donde tenemos conectado un sintonizador de televisión digital terrestre. Aquí, al llegar información estéreo, lo lógico sería poner algo como "Dolby Prologic IIx Cinema" por ejemplo.
  3. Y ahora vamos a la entrada CD, donde tenemos conetado el DVD por su salida analógica, y que, al meter un disco con su información estéreo, el procesador se configure en ese mismo modo, "Estéreo".

¿Para qué es todo esto? Pues, simplemente, si estamos viendo un DVD y metemos una peli en DTS, automáticamente se seleccionará "DTS THX Cinema". Si nos vamos a la entrada CD y metemos un disco, se pondrá él solo en "Estéreo". Y si nos da por ver la tele, pues seleccionamos VIDEO 1 y sin tocar nada se pondrá en "Dolby Prologic IIx Cinema". Más sencillo imposible.

OTRO TIPO DE CONFIGURACIONES

Los receptores A/V, y esto varía en cada fabricante, suelen tener aún más configuraciones:

  • Pequeñas alteraciones y personalizaciones de cada uno de los modos surround
  • Modo "Night" que reducen la dinámica para poder ver películas por la noche sin que un incremento de volumen repentino despierte a los vecinos
  • Variación del retardo de la imagen con respecto al sonido para mejorar la sincronización entre ambos
  • ... Y mucho más. Es cuestión de sumergirnos en los menús de cada aparato y ver todas las opciones que dispone.
     
 

Volver arriba Volver arriba

© 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

Para comentarios, usa las direcciones e-mail de contacto