Volver a la página principal
Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 Portada - Información y artículos sobre Cine en Casa - Guía de Cine en Casa - Acústica y colocación de altavoces, oyente y otros elementos - Colocación del subwoofer

Guía de Cine en Casa

Guía de Cine en Casa
  1. Elementos de un equipo de cine en casa
  2. Elección del dispositivo de visualización
  3. Elección de la fuente de vídeo
  4. Elección de la electrónica de procesado y amplificación
  5. Elección de los altavoces
  6. Tipos de cables y modos de conexión
  7. Acústica y colocación de altavoces, oyente y otros elementos
  8. Decoración e iluminación

Publicado en Julio 2007

 

7. ACÚSTICA Y COLOCACIÓN DE ALTAVOCES, OYENTE Y OTROS ELEMENTOS

Volver a acústica y colocación de altavoces, oyente y otros elementos

COLOCACIÓN DEL SUBWOOFER

En principio, el menos crítico a la hora de colocarlo de entre todos los canales del cine en casa es el subwoofer. Esto es debido a que los sonidos de baja frecuencia que emite el subwoofer son muy "omnidireccionales", es decir, que radia de igual manera en todas las direcciones.

Además, colocado en una sala, debido a las largas longitudes de onda de las frecuencias y al comportamiento modal de la habitación, tal y como vimos en introducción al acondicionamiento acústico, hace que su sonido sea difícil de localizar.

Procuraremos no repetir conceptos sobre el comportamiento modal de una habitación. Pero resumiendo algunos de ellos, hay que recordar que, si colocamos en subwoofer justo en una posición donde existe un antinodo o un máximo de un modo propio, obtendremos un pico (un aumento de volumen) en la respuesta de frecuencia y en todos sus armónicos (la amplitud del pico dependía del tipo de modo que se tratara: axial, tangencial u oblicuo). Del mismo modo, si lo colocamos en el nodo de cancelación de un modo, obtendremos una cancelación en el campo reverberante, escuchando sólo el sonido directo del subwoofer, es decir, un descenso de volumen a esa frecuencia y todos sus armónicos.

Colocar un subwoofer cerca de una pared o una esquina, excitará por igual todos los modos, de tal modo que las variaciones de sonido en baja frecuencia dependerían exclusivamente de la posición del espectador, según esté colocado en nodos o antinodos de los modos propios de resonancia de la sala. Una explicación más sencilla, es que el grave aumentaría y se mejoraría, en general, la respuesta en baja frecuencia de todo el sistema, pero con el riesgo de que haya algunas frecuencias no controladas "retumben" y enturbien y desequilibren el sonido de todo el sistema. En introducción al acondicionamiento acústico explicábamos la razón de dicho retumbe, debido a modos en la sala cuyas frecuencias son muy cercanas y provocan picos de diversa amplitud en la respuesta de frecuencia.

Si se coloca el subwoofer en una posición más alejada de la pared (por ejemplo, entre uno de los canales principales y el central) podemos jugar con su punto exacto hasta encontrar uno en el que no excite frecuencias propias (modos) de la sala que coincidan con un antinodo o un máximo en la posición de escucha. Explicado de manera más simple, si notamos que alguna frecuencia en el grave "retumba" respecto al resto (por ejemplo, una nota exacta de contrabajo o de órgano que se oye por encima de todas) podemos solucionarlo moviendo el subwoofer unos centímetros hacia delante, atrás o a alguno de los lados.

En cualquiera de ambos casos es interesante jugar con el control de ajuste de fase del subwoofer, con el que podemos mejorar la transición del sonido en baja frecuencia con el del resto de canales. En este caso, es aconsejable que, colocados en el punto de escucha favorito, otra persona varíe dicho control. Habrá un momento en que el grave, en general, se realce. Es el sitio donde es preferible dejarlo, puesto que siempre podremos atenuar el subwoofer para que suene equilibrado y, de ese modo, hacer que el altavoz produzca el mejor grave trabajando lo menos posible. Ya se habló sobre el control de ajuste de fase, frecuencia de corte y volumen con detalle en Elección del subwoofer.

En los sistemas de cine en casa más avanzados, es habitual y muy aconsejable emplear dos subwoofers, de modo que se consiga una presión sonora mayor. Algo que nosotros solemos decir siempre, es que es aconsejable que "sobre" subwoofer a que falte. Dado que tienen controles de ajuste de frecuencia de corte y volumen, no hay que preocuparse si metemos un subwoofer excesivamente poderoso en la habitación, dado que siempre hay posibilidad de "dosificarlo". Y el ruido que puede producir un subwoofer llegando a sus límites es muy molesto (el típico "toc-toc" que produce cuando la suspensión del altavoz se tensa porque el cono llega a su límite de desplazamiento máximo).

Además, con dos subwoofers (siempre colocados delante, es donde mejor calidad de sonido global se obtiene según nuestra experiencia, a pesar de lo que se ha dicho antes sobre la "omnidireccionalidad" de los graves) podemos colocarlos de un modo no simétrico, de modo que podamos jugar con la historia de nodos/antinodos y modos propios antes contada, obteniendo una reproducción del grave más lineal y sin problemas de realces en algunas frecuencias respecto a otras.

Toda esta teoría vista para colocar correctamente el subwoofer debería ser aplicada para perfeccionar la colocación de los altavoces central, delanteros o principales y traseros.

     
 

Volver arriba Volver arriba

© 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

Para comentarios, usa las direcciones e-mail de contacto