Volver a la página principal
Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

   
 Portada - Información y artículos sobre Cine en Casa - Guía de Cine en Casa - Elección de los altavoces - Canales traseros o surround

Guía de Cine en Casa

Guía de Cine en Casa
  1. Elementos de un equipo de cine en casa
  2. Elección del dispositivo de visualización
  3. Elección de la fuente de vídeo
  4. Elección de la electrónica de procesado y amplificación
  5. Elección de los altavoces
  6. Tipos de cables y modos de conexión
  7. Acústica y colocación de altavoces, oyente y otros elementos
  8. Decoración e iluminación

Publicado en Julio 2007

 

5. ELECCIÓN DE LOS ALTAVOCES

Volver a elección de los altavoces

ALTAVOCES TRASEROS

Los canales traseros idealmente, si la banda sonora está bien mezclada, deberían tener un diseño totalmente diferente a los tres delanteros. Su misión es recrear una atmósfera difusa de efectos de sonido que nos envuelva en la película, de tal modo que nos "introduzca" y nos haga creer que formamos parte de la acción que ocurre en pantalla. Al contrario de los tres canales frontales, que deben tener una escena sonora consistente y ofrecer sonidos bien localizados, los canales traseros deberían virtualmente "desaparecer" en un campo difuso de sonido alrededor de nosotros.

  • Tipos de altavoces traseros:
     
    • Monopolares: Llamemos de esta manera a los altavoces "normales", es decir, un único conjunto de uno o varios transductores apuntando hacia la cabeza del oyente. Hablemos de su directividad, pues hará falta para entender los otros tipos de altavoces traseros. Sin entrar en detalles, cualquier altavoz exhibe un comportamiento omnidireccional en bajas frecuencias, cada vez más direccional según ascendemos en frecuencias medias, y muy directivos en frecuencias altas (decir que un altavoz es directivo, es decir que radia hacia una dirección concreta, se diseñan para que sea hacia la perpendicular).
       
    • Dipolares: Este tipo de altavoces consta de dos conjuntos de transductores montados de forma opuesta, mirando hacia delante y hacia detrás. Dichos conjuntos, idénticos en la mayoría de los casos, están conectados fuera de fase. Es decir, uno de ellos mueve los conos hacia fuera en los ciclos de compresión de las ondas y hacia dentro en los ciclos de rarefacción (el estándar ideal en todas las cajas acústicas). Esto se llama conexión "en fase absoluta". Sin embargo, el conjunto opuesto está conectado al contrario, es decir, el movimiento de los altavoces es justo el contrario. Esto es conexión "fuera de fase absoluta". Por tanto, los sonidos que llegan a ambos lados de la caja, el que está con una fase y otro con esta invertida, se cancelan de modo que crea dos "nulos". El patrón de directividad (la representación gráfica de cómo radia el altavoz en los diferentes ángulos) queda con forma similar a la del número 8.

      Si ponemos uno de estos nulos mirando hacia nosotros, no oiremos el sonido directo producido por la caja, tan sólo el reflejado por las paredes de la habitación y el mobiliario. Y gracias al patrón de directividad o de radiación del dipolo, tendremos un sonido más difuso y difícil de localizar, es decir, el oyente no podría decirse dónde están exactamente colocados los altavoces de sonido envolvente.
       
    • Bipolares: Son similares a los altavoces dipolares en cuanto a que disponen de dos conjuntos de transductores montados de forma opuesta. Sin embargo, y ésta es la diferencia, ambos se encuentran conectados con la misma fase (es decir, "en fase absoluta", en semiciclos positivos de la señal eléctrica los conos se mueven hacia fuera para producir semiciclos positivos de presión acústica) de manera que esta vez no se crean nulos a los lados del altavoz. El patrón de radiación en este caso queda con forma con tendencia esférica y omnidireccional.

      Recordemos que un altavoz "monopolar" en medias y altas frecuencias es muy direccional. Si tenemos dos conjuntos o sets de altavoces en disposición bipolar como la comentada, conseguiremos un efecto de altavoz "monopolar" pero que radia en un ángulo más ancho.
       
  • ¿Traseros monopolares, dipolares o bipolares?

    Recordemos la gran importancia del hecho en que el canal central sea lo más parejo y compatible posible a los canales principales izquierdo y derecho (que pertenezcan al mismo fabricante, a ser posible misma serie y, idealmente, exactamente igual). En los canales traseros es una historia distinta. Se puede clasificar las mezclas de audio multicanal en dos tipos según el tipo de señal que se manda a los canales sourround:

    • Preferencia de sonidos directos en los altavoces traseros. Los canales traseros tienen un valor que "excede" el propósito que mencionábamos al principio, es decir, simplemente añadir ambiente e introducir al espectador en la acción. Muchas mezclas tratan de darles un papel especialmente protagonista. Esto es muy típico en algunas grabaciones musicales, donde podemos escuchar claramente instrumentos solistas e incluso voz por estos canales. Personalmente esto no nos gusta, el objetivo de oír una pieza musical es tener delante de la banda, no estar dentro de ella (ya comentamos algo de esto cuando se habló de los canales delanteros).

      Gustos a parte, en estos casos, unos traseros dipolares es muy poco recomendable, ya que ofrecen un sonido excesivamente difuso y poco localizado por el motivo ya explicado. En caso que se usaran, todo el sonido envolvente tan presente de los dipolos enturbiaría toda la sala. Entonces, con audio multicanal mezclado de esta manera, como muchas grabaciones en SACD, DVD Audio, conciertos musicales... e incluso bandas sonoras de película con unos canales traseros muy protagonistas, es preferible un altavoz bipolar o un monopolar mismo, ya que hemos visto que tienen un comportamiento en cierto modo semejante.
       
    • Preferencia de sonidos reverberantes en los altavoces traseros. Es como deberían ser todas las mezclas de sonido multicanal. En ese caso es donde mejor se justifica un dipolo. La mezcla quiere ofrecer un sonido difuso atrás, poco localizado. Entonces que lo reproduzca el tipo de altavoz que mejor da ese sonido, un dipolo con uno de los nulos laterales apuntando hacia la cabeza de  oyente.

      El problema es si un bipolo o un altavoz convencional puede reproducir ese sonido difuso y poco localizado. Pues bien, la respuesta es que sí... pero dependiendo de su correcta colocación. Precisamente, uno de los problemas de los dipolos es su posibilidad de ubicación, únicamente permite que sea a los lados y con el nulo apuntando hacia el oyente. Sin embargo un bipolar y sobre todo un monopolar o altavoz convencional podemos colocarlo de diferentes maneras, ángulos, direcciones... No concretaremos para no alargar más esta sección, nos lo reservamos para la sección de Acústica y colocación de altavoces, oyente y otros elementos.

    Una característica muy a favor de los dipolos es el hecho de que ayudan al circuito de decorrelación entre canales de los modos surround con canal trasero monofónico. Es decir, el Dolby Surround y el Dolby Prologic en su primera versión. En Elección de la electrónica ya hablamos sobre ello. La forma de radiar los dipolos repartirá la señal envolvente monofónica de manera más repartida, difusa y aleatoria que unos bipolos o monopolos apuntando a la cabeza del oyente. Sin embargo, hoy día con los modos Dolby Prologic II, Dolby Digital, DTS... las respectivas extensiones a 7 canales de los dos últimos y las variaciones a "audio HD" de las dos últimas más modernas, esta razón de peso carece de sentido y no se puede considerar actualmente como un punto a favor de los dipolos.

    Después de leer todo esto, es muy posible que aún haya dudas entre elegir dipolos o bipolos como altavoces traseros. Para quien sea muy indeciso, existen algunos fabricantes que hacen modelos provistos de un selector, en una de las posiciones el segundo set de transductores está en fase con el primero (funciona el altavoz como un bipolo) y en otra de las posiciones el segundo set de transductores gira su fase (funciona el altavoz como un dipolo). La solución ideal, y que sea uno mismo el que pruebe qué le gusta más.
     

  • Otras consideraciones con los canales traseros:
     
    • En determinados equipos de Cine en Casa donde la estética y la integración con alguna decoración tienen prioridad a la calidad de sonido, es posible emplear como canales traseros altavoces empotrables en la pared, diseñados y filtrados de modo que suenen lo mejor posible en esa ubicación. La mayoría de estos son monopolares, pero es importante tener en cuenta que también hay algunos altavoces empotrables con dos conjuntos de altavoces o los transductores de altas frecuencias montados en un bafle o cara delanteros ligeramente angulado, con el fin de conseguir algo parecido a un bipolo o dipolo, según esté configurado.
       
    • Al igual que en el canal central, los altavoces traseros también disponen de la opción de configurarlos como Large o Wide y Small. Los primeros modos surround filtraban paso alto a 100 Hz la señal de los canales traseros. Pero los más actuales, Dolby Digital, DTS, Prologic II, etc, tienen información que baja a los 20 Hz, por lo que se ve la necesidad de poner la opción de small (normalmente prefijada a 80 ó 100 Hz) o, como tienen algunos receptores de alta gama, la posibilidad de seleccionar manualmente una frecuencia de corte entre unos 40 Hz hasta 150 Hz.

      Recordemos que no es necesario que los canales traseros sean tan similares a los delanteros como lo puede ser el central. Y si son más pequeños, sencillos, económicos, e incluso de otro fabricante... tampoco es un problema tan grave. Por tanto, casi siempre será necesario configurarlos como Small o aplicarlos un filtro paso alto como el mencionado. Pero tampoco ha que subestimar estos canales. La elección de los altavoces adecuados y su correcta colocación, es la clave de un sonido envolvente más conseguido.
     
 

Volver arriba Volver arriba

© 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

Para comentarios, usa las direcciones e-mail de contacto