Volver a la página principal
Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

   
 Portada - Información y artículos sobre Cine en Casa - Guía de Cine en Casa - Elección de los altavoces - El estándar THX para cajas acústicas

Guía de Cine en Casa

Guía de Cine en Casa
  1. Elementos de un equipo de cine en casa
  2. Elección del dispositivo de visualización
  3. Elección de la fuente de vídeo
  4. Elección de la electrónica de procesado y amplificación
  5. Elección de los altavoces
  6. Tipos de cables y modos de conexión
  7. Acústica y colocación de altavoces, oyente y otros elementos
  8. Decoración e iluminación

Publicado en Julio 2007

 

5. ELECCIÓN DE LOS ALTAVOCES

Volver a elección de los altavoces

EL ESTÁNDAR THX EN CAJAS ACÚSTICAS PARA CINE EN CASA

Si bien comentamos buena parte de las recomendables bondades que posee un receptor o un procesador A/V de cine en casa certificado THX en Elección de la electrónica de procesado y amplificación, en cajas acústicas es un tema bien distinto. En pocas palabras, a la hora de elegir unas buenas cajas acústicas conviene olvidarse del todo del estándar. Por tres principales razones:

  1. No representa en ningún caso parámetros que incidan directamente en la calidad de sonido, sino en detalles de diseño que seguidamente discutiremos
  2. Dejan fuera del estándar al 99,9% de cajas acústicas en el mercado, incluidas todas las de buena calidad
  3. Sorprendentemente, existen sistemas de altavoces certificados THX que no cumplen ni de lejos los requisitos del estándar, por lo que lo hace muy poco serio y engañoso en ese aspecto

De todas maneras, vamos a comentar algunos de los parámetros más importantes que dicta el estándar THX y porqué nunca veremos que un buen sistema de altavoces lo cumpla:

  • Central y altavoces izquierdo y derecho exactamente iguales: Esto, como ya comentamos, es teóricamente lo ideal para conseguir una escena frontal consistente, creíble y bien balanceada, para que la transición de sonidos entre los tres canales delanteros sea lo más transparente y uniforme posible.

    Sin embargo, no es posible en la mayoría de los casos por motivos prácticos, dado que sería necesario colocarlos a la misma altura y el canal central disputaría su ubicación con la del televisor o la pantalla de proyección. Por ello, como ya comentamos, hay disponibles canales centrales menos altos y más anchos que los frontales.

    El estándar deja fuera todos esos centrales de calidad existentes en el mercado. Además, muchos sistemas certificados THX no cumplen este requisito.
     
  • Presencia de dos subwoofers, uno activo y otro pasivo: El activo incluye la etapa de potencia tanto para él mismo como para el pasivo. Su frecuencia de corte deberá ser un de 80 Hz, lo cual no tiene sentido en los subwoofers de gran diámetro puesto que como mejor suenan es cortados algo más bajo. Además, muchos sistemas certificados THX incluyen sólo un subwoofer.
     
  • Altavoces traseros dipolares. Ya vimos cómo los dipolares sólo son preferibles en algunos casos frente a los monopolares normales o los bipolares. Este requisito deja fuera a muchos sistemas de altavoces multicanal. Por cierto, una gran parte de sistemas certificados THX incluyen traseros monopolares, con lo cual es otro requisito más del estándar que no es cumplido.
     
  • Central, principales y traseros han de ser cajas cerradas o de suspensión acústica que corten naturalmente a 80 Hz con Q de Butterworth, junto con filtrado de 2º orden a 80 Hz también con Q de Butterworth (de tal modo que estos dos filtros en cascada den un filtro de 4º del orden del tipo Linkwitz-Riley).

    Suena muy técnico, pero que quede claro que esto deja fuera a la práctica totalidad de cajas acústicas del mercado (la inmensa mayoría de cajas acústicas tienen una respuesta de frecuencia natural desde menos de 80 Hz a -3 dB), dejando que cumplan el estándar sólo pequeños satélites con woofers de poco diámetro o medio-grande pero de mala calidad. Este es uno de los motivos principales por los que nunca veremos unos buenos altavoces certificados THX.
     
  • Sensibilidad de 89 dB 1W/1m, en cada canal. La sensibilidad es importante, puesto que cuanto más alta sea, menos potencia necesitaremos para amplificar y conseguir el volumen deseado. Sin embargo, cuanto más alta es dicha sensibilidad, más irregular y estrecho es el rango de frecuencias del altavoz. Algunos de los mejores altavoces del mundo tienen sensibilidades inferiores a 89 dB, por lo que eso tampoco es ningún indicativo verdadero de calidad de sonido.
     
 

Volver arriba Volver arriba

© 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

Para comentarios, usa las direcciones e-mail de contacto