Volver al WEB de Duiops
Servicios

Drivers

Guías

Reportajes fotográficos

Artículos

Montar un PC

Mejorar un PC

PC de los sueños

Componentes

Microprocesadores

Chipsets

Placas base

BIOS

Discos duros

Tarjetas gráficas

Tarjetas de sonido

Altavoces

CD/DVD-ROM

Grabadoras CD/DVD

Monitores

Discos removibles

Impresoras

Módems

Escáneres

Teclados

Ratones

Joysticks


Volver arriba

 

© 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

Para comentarios, usa las direcciones e-mail de contacto

Título de hardware
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 
Ratones
 Volver arriba Portada - Ratones
 

Historia de los ratones

Recordamos que cuando compramos nuestro primer PC, en el paquete incluían una cosa que llamaban "ratón". En los tiempos en los que los ordenadores raramente llevaban disco duro y en que las aplicaciones eran francamente rudimentarias, el ratón era un espectador más en la mesa de trabajo de la cual habíamos decidido expulsarlo por ineficaz.

Las cosas cambiaron, y hoy en día está claro que el ratón es el mejor amigo del hombre (hablando de ordenadores, claro). Desde la estandarización de Windows como entorno gráfico (pronto como sistema operativo) la tesis de que el ratón no sirve para nada es totalmente rebatible. En este sentido debemos decir que el ratón es imprescindible para un manejo rápido del sistema.

Al igual que el teclado, el ratón es el elemento periférico que más se utiliza en un PC. Los ratones han sido los elementos que más variaciones han sufrido en su diseño. Es difícil ver dos modelos y diseños de ratones iguales, incluso siendo del mismo fabricante.

Tipos de ratones

Existen diferentes tecnologías con las que funcionan los ratones. Son las siguientes:

  • Mecánica
  • Óptica
  • Optomecánica

De estas tecnologías, la última es la más utilizada en los ratones que se fabrican ahora. La primera era poco precisa y estaba basada en contactos físicos eléctricos a modo de escobillas que en poco tiempo comenzaban a fallar. Los ópticos son muy precisos, pero necesitan una alfombrilla especial colocada en una orientación determinada. Lo malo es que fuera de esa alfombrilla metálica el ratón no funciona.

Existen ratones especiales, como por ejemplo los trackballs , que son dispositivos en los cuales se mueve una bola con la mano, en lugar de arrastrarla por una superficie. Son los dispositivos más utilizados en los portátiles, ya que son estáticos e ideales para cuando no se dispone de mucho espacio. Hay otro tipo de ratones específicos para algunas aplicaciones, como por ejemplo las presentaciones por ordenador. Estos ratones suelen ser inalámbricos y su manejo es como el del tipo trackball o mediante botones de dirección. Y por último, podemos ver en los modelos más modernos las ruedas de arrastre que permiten visualizar más rápidamente las páginas de Internet.

Eso, por no hablar de dispositivos (ya no se pueden llamar ratones) con diseño de ciencia-ficción, diseñados para navegar por la red con el mínimo esfuerzo posible, o ratones que incluyen un teclado numérico en su parte superior. Y la guinda del pastel podrían ser los "gatos", superficies sensibles que poseen una especie de bolígrafo que permite pulsar en ella (como en los portátiles o los ordenadores de mano)

 

Cómo elegir el ratón

Existen varios modelos, desde el ratón estándar, que se puede encontrar por menos de 6 €, hasta los más prestigiosos y cómodos. La elección del ratón es algo muy serio y para los que trabajamos continuamente con él supone más que un gasto, una inversión. Desde aquí os recomendamos un buen ratón.


Microsoft IntelliMouse

Microsoft IntelliMouse Trackball

     
 

Volver arriba Volver arriba