Google 
 
En Internet En duiops.net

Volver a la portada de Duiops
Volver al Web de Duiops

Volver a la portada
Pulsa en los rótulos para acceder a los contenidos

Cine soviético

Por Guadalupe Gómez Salazar


Los inicios del cine (1895-1927)
La transición del cine al mundo sonoro (1927-1928)
Los inicios de Hollywood
El sistema de estudios
El control de la producción
La producción
La exhibición
Enemigos de Hollywood
Conclusiones
Los grandes estudios
Paramount Pictures Corporation
Loew´s y Metro-Goldwyn-Mayer
20th Century Fox
Warner BROS
RKO
Las pequeñas compañías
El declive del sistema de los grandes estudios
Los orígenes del cine en otros países
Cine soviético
Expresionismo alemán
Los años 30 en Europa
El cine europeo a partir de los años 40
La Nouvelle vague francesa
Neorrealismo italiano
El cine británico. El Free cinema
El nuevo cine alemán
El cine español
Otras cinematografías
Después del Hollywood dorado
 

El cine en Rusia comienza a desarrollarse prácticamente al mismo tiempo que en el resto de Europa y en los Estados Unidos. El cine soviético tiene la particularidad de que, a pesar de estar controlado por el régimen, vive uno de sus momentos de mayor esplendor.

   A partir de 1917, con la toma del poder por parte de los soviets, el cine se convierte en el arte oficial del régimen, convirtiéndose en un medio de propaganda. Dado el interés que el nuevo gobierno tenía en el cine, dotó a los cineastas soviéticos de los medios necesarios para desarrollar su trabajo y crear películas y documentales que no sólo buscaran el entretenimiento, sino que también sirvieran para adoctrinar, motivar y explicar a la sociedad el ideario soviético. En torno a Moscú aparecen varios centros de enseñanza de los oficios cinematográficos, como la FEKS.

   El cine soviético se caracteriza no solo por su vinculación política con el nuevo régimen, sino también por sus innovaciones estéticas: el enorme interés por el montaje. En las películas soviéticas el cineasta juega con el espacio y el tiempo, manipulándolos a su voluntad. Otros elementos plásticos como la fotografía también acaparan la atención de los directores soviéticos, cuyas películas siempre denotan un enorme sentido estético.

   De la primera generación de directores soviéticos destacan Eisenstein (autor de El Acorazado Potemkin u Octubre) y Vertov, quien se dedica sobre todo al cine documental propagandístico, siendo un modelo para posteriores documentalistas europeos y norteamericanos.

Atrás ] Siguiente ]

 

 

Volver arriba Volver arriba

© 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes.

Para comentarios, usa las direcciones e-mail de contacto.